Conoce a nuestra nadadora Tania Albornoz

Tania Albornoz es estudiante de sexto año de Ingeniería Civil, mención estructuras, de la U. de Chile. Llevando menos de un año de participación en el club, sobran los elogios para su talento y garra como nadadora.
Actualmente compite en la categoría pre-máster, y si bien destaca en todos los estilos, Mariposa es por lejos lo que mejor se le da. Se incorporó al club participando del Nacional Máster, que se desarrolló en la Piscina del Parque O’Higgins, obteniendo grandes resultados a pesar de algunas dificultades logísticas por las que tuvo que pasar.

Tania en un Acuatlón, toda una seca

Tania partió nadando cuando iba en séptimo básico, cuando su colegio creó la modalidad de academias. Fue ahí donde conoció la natación, sin embargo solo estuvo alrededor de un semestre donde aprendió lo básico de crol y espalda. “Después de eso hice varios deportes entre ellos surfear, pero es difícil hacerlo todo el tiempo, porque vivo en Santiago. Así que busqué otros deportes fue ahí que conocí el voley y correr ”. Desde pequeña que el agua siempre le ha gustado, le gusta moverse en el agua y flotar, esto llevó a que cuando conoció la natación, le gustara mucho “lo encuentro muy completo, y me gusta que no sea de alto impacto”.

Fue en el segundo semestre del 2016, ya en la Universidad, cuando decidió inscribirse al DR de natación de la U, ahí dice que pudo aprender bien todos los estilos, y que no quiso que terminara así, por lo que se armó de valor y se probó en la rama de natación de la Facultad, con la Moni. “Al principio era mala, me costaba terminar los entrenamientos, además que mi técnica nunca ha sido la mejor, pero cuando los lograba hacer enteros era muy bacán, eso lo usaba de motivación para seguir entrenando”. Agrega que de a poco fue mejorando, y logró pasar de categoría (novicio a intermedio, categorías usadas en las competencias internas de la Universidad, los Torneos Inter Facultades, o TIF), para Tania esto significó un gran salto: quería seguir mejorando, así que empezó a nadar más en horarios libres o en Parque O’higgins, cuando el tiempo se lo permitía. Cuando le preguntamos cuál es el punto de inflexión que le hizo empezar a competir, ella responde que cuando ingresó a la rama de Ingeniería, tuvo que participar de los TIF  “ahí me di cuenta que uno se prueba a sí mismo y percibe como ha mejorado, la adrenalina es otra, entonces cada vez que terminaba de competir sentía que lo podía hacer mejor, así que lo quería volver a intentar.”

Un collage antes de Mariposa

Fue este verano (2019) cuando ingresó a SST, “entrené todos los días, me sirvió para mejorar mucho la técnica y probar que de verdad puedo hacer mucho más. Así que me armé nuevamente de valor y me metí a la selección de la u, donde estoy ahora, quizás todavía me falta mucho por mejorar, pero le pongo todo las ganas y el corazón para seguir mejorando día a día.”
“Llegué a SST por la Emi, la conocí en un TIF y supe que ella nadaba por un club fuera de u y además trabajaba, que pudiera compatibilizar eso me llamó mucho la atención porque yo no quería dejar de nadar en el verano, sentía que necesitaba encontrar un lugar para poder seguir nadando, además que así, una vez que salga de la u iba a tener un lugar donde poder seguir entrenando.
Me fui a probar este verano 2018-2019 y me gustó mucho el ambiente, fui sola y tenía miedo porque a los únicos que conocía era al Salo y a la Emi y ellos no iban a estar, pero cuando llegué me sentí súper acogida y bienvenida, además en la pista de al lado estaba entrenando la sirena del hielo, no lo podía creer.
SST me ha gustado mucho porque siento que todos se apoyan y están ahí cuando los necesitas, no solo es entrenar y que mejores en el agua, si no cada uno se preocupa de que estés bien íntegramente.”
Tania no ha dejado de nadar desde que retomó el año 2016, indica que, en un principio, los veranos no nadaba por no conocía clubes y en la U no había piscina en ese tiempo. Era tan nueva que ni sabía que habían competencias máster, ni nada por el estilo (parece que falta un poquito más de difusión, no? ). Además, ella quiere seguir nadando lo más que pueda, mejorar sus tiempos y probar nuevas competencias, donde pueda descubrir cuáles son sus pruebas fuertes.

Junto a la Pau C

Cuando le preguntamos qué le diría a una persona que cree que el deporte competitivo termina cuando se acaba la etapa escolar/universitaria, ella responde que eso no es así, que el deporte competitivo termina cuando uno quiere que eso suceda “he visto a gente muy mayor competir en máster y ponerle mucho corazón a cada competencia, así que la etapa en la que uno este no es excusa para dejarlo”, añade.

Tania siente que el deporte le ayuda mucho en su vida, indica que le sube el ánimo, que se siente bien, destaca que duerme mucho mejor y que cuando no practica deporte se siente horrible: “me siento chata, hasta me deprimo, siento que realizar deporte es algo fundamental para llevar la vida de mejor manera, ser más optimista incluso.”

Esperamos que la historia de Tania y de otros compañeros, junto con sus testimonios, logren motivarte a seguir practicando el deporte que te apasiona, que no abandones, ya que los imposibles no existen, y los sueños se construyen!

FIN

Comentarios

Comentarios

No Replies to "Conoce a nuestra nadadora Tania Albornoz"


    Got something to say?

    Some html is OK