Conoce a Valentina Bazaez

Valentina Bazaez o la “Vale” (“Vale vieja” para evitar las confusiones jaja) es una de nuestras nadadoras fundadoras del club, forma parte del grupo que creó este equipo, aun cuando ni siquiera tenía nombre.
Vale es una abogada categoría máster B recién estrenada este año, salió de la U de Chile, donde participó de la Selección de Natación mientras cursaba sus estudios. Se especializa en mariposa, pero es una deportista tremendamente versátil y destaca también en pruebas de crol y pecho, sin dejar de lado las pruebas de combinado. Es de las pocas suicidas que tenemos en el club que no duda de apañar y nadar en los nacionales el 200 pecho y mariposa, habiendo entrenado muy poco!

Vale se ríe… de qué?

Esta chiquilla aprendió a nadar a los 2, aunque empezó a entrenar en los veranos desde los 9 años. Hizo gimnasia artística desde los seis años casi todos los días ya que, como indica, era hiperactiva y sus padres necesitaban descansar de ella. Su primer entrenados, Jorge Ibarra, la vio en la piscina y la invitó a participar en los cursos de verano y a entrenar con su equipo. Al mismo tiempo, sus papás habían decidido retirarla de gimnasia porque se estaba volviendo muy arriesgado. “Como no teníamos la posibilidad de entrenar todo el año, porque no había piscina temperada en Linares, hice atletismo, basketball y volleyball para mantenerme activa todo el año”. Actualmente, además de nadar, juega a la pelota y hace yoga.
El punto que marca un antes y un después en su historia deportiva es el momento en que clasifica a su primer nacional escolar, a pesar de no tener piscina donde entrenar (wow, qué talento!). En este instante, Valentina se da cuenta que puede aportar algo. Al competir con los mejores, también se da cuenta lo mucho que le quedaba por mejorar y que tendría que esforzarse por ello y para poder hacer algo más importante.
La historia como deportista de la Vale, ha tenido algunos tintes más oscuros: por ejemplo, cuando ella tenía 15 años, su entrenador Jorge Ibarra fallece, lo que fue muy triste y sorpresivo para ella. Justo unos meses antes habían hablado de su futuro y la universidad. “Él me dijo que tenía que nadar mariposa (yo quería ser pechista), y que su sueño es que yo nadara con Gabriel Torres. Al llegar a la Universidad había dejado de nadar seriamente, por los estudios y las lesiones, pero al conocer a Gabriel lo tomé como una señal de que esto no había terminado”. Después de esto, en otras ocasiones, Vale ha dejado la natación por periodos ya sea por trabajo o estrés, aunque siempre compite y siempre se ha mantenido como parte activa del club. De acuerdo a sus palabras, es difícil dejar una actividad donde hay amigos tan cercanos y tanto cariño involucrado.

La Vale – al centro – en la Laguna del Inca

Actualmente, como abogada, Vale se dedica a revisar casos particulares, mientras espera comenzar un programa de maestría en China, en septiembre de este año.
Como nadadora, espera simplemente disfrutar, seguir mejorando la técnica y mantenerse activa, para competir por muchos años más.
Cuando le preguntamos, qué le gusta de SST, ella responde:
“Aquí está el mejor entrenador y muy buenas personas. Somos una familia, en la que nos apoyamos y no nos abandonamos. No hay presiones de marcas o resultados, sino de dar lo mejor de cada uno, y creo que es lo fundamental del deporte. Puedo no ser la nadadora más talentosa, pero nadie puede decir que al momento de competir no dejo todo en el agua. Creo que eso se valora. Gritamos por todos, y a todos se les felicita por sus esfuerzos y procesos.”

¿Por qué practicas natación?
“Porque es un deporte que me permite enfocarme 100% en mis movimientos. Para mí, al momento de nadar, no existe nada fuera del agua. Además, en este deporte está mi familia, mis amigos y mi historia”

Máxima seriedad post mariposa

Valentina, frente a la idea de que el deporte competitivo se termina en la etapa escolar / universitaria, opina que sus mejores marcas aparecieron precisamente al final, en su etapa máster, cuando se preparó para el sudamericano del año 2016. De acuerdo a sus palabras, todas las etapas de la vida tienen distintas metas y resultados, y la competencia no se basa solo en marcas o capacidades físicas, sino en la mentalidad y capacidad de sobreponerse a las dificultades. Vale dice que su mayor moraleja en su experiencia personal en el deporte, es creer en el entrenador, en el equipo y en los procesos. Muchas veces, dice, pensó que su posibilidad de nadar había terminado, ya fuera por lesiones o inactividad. “Agradezco a Gabriel y a Smart Swim Chile por ayudarme en muchas ocasiones a re armarme como deportista y permitirme seguir siendo un aporte al equipo.”

Vale en el Nacional 2019

Finalmente, cuando le preguntamos cómo cree que el deporte ayuda en su vida, ella responde lo siguente:
“El deporte me ha dado tranquilidad mental, amistades y grandes experiencias de vida. La natación me hizo entender que, al final, todo depende de mi esfuerzo. Que los sacrificios bien encausados tienen su recompensa. Y que siempre hay que prepararse para más de lo que uno planifica: “para nadar bien un buen 50 mariposa, hay que nadar un muy buen 100 mariposa.. y la única forma de nadar un buen 100 mariposa es prepararse para el 200…”.”

Esperamos que a Valentina le vaya muy bien en su magíster en China, porque su historia, como muchas otras, nos muestran otras facetas de nuestros nadadores, que han sabido combinar el deporte y la vida sana con la vida académica/laboral. Queremos seguir mostrando esta otra cara, la de nuestros nadadores como personas con una vida cotidiana común, que han podido llevar una pasión a través de los años, demostrando que esto no se acaba, y que los límites te los defines tú mismo.

 

Instagram

 

 

 

 

.

Comentarios

Comentarios

No Replies to "Conoce a Valentina Bazaez"